Domingo 12 de Noviembre 2017 – Domingo 32º T.O. A

26 de octubre de 2017 — Deja un comentario

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos hoy aquí como las jóvenes del Evangelio. Unas precavidas. Otras necias. Pero todas invitadas.

Porque ha de venir el Señor. Al banquete. Para hablar con nosotros. Para convivir. Para bailar.

El Señor viene.

Preguntémonos si estamos preparados.

Si nuestras lámparas tienen suficiente aceite.

Si estamos dispuestos a encender —para Él— esa lámpara que llevamos dentro: nuestro espíritu.

***

Señor, enciende la lámpara de nuestras conciencias, para que arrepentidos de lo que es malo e indigno ante Ti, nos hagas dignos de ser invitados a tu banquete.


Querido monitor/a: 

Busca en el texto los puntos (.).

Recuerda que los puntos se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

Tenlo presente a la hora de leer la monición.


 

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Se acerca el fin del año litúrgico. Es por eso que —cada vez más directamente— estamos siendo preparados para la llegada del Señor, que es nuestra alegría y cumplimiento de nuestro anhelo. Pero debemos preguntarnos si estamos maduros para vivirlo así, de esta manera.

***

Señor, purifícanos. Para que con alegría esperemos Tu venida.

La del fin de los tiempos y la que esperamos hoy, en esta Santa Misa. 


ORACIÓN UNIVERSAL

Elevemos con confianza nuestras súplicas a Dios Padre misericordioso.

A cada petición diremos: ¡El Señor es mi luz y mi salvación!

1. Por nuestra Madre la Iglesia. Para que nos enseñe la verdadera sabiduría que consiste en practicar obras de misericordia. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones. Para que sean dignos instrumentos de Dios en el ejercicio del poder. OREMOS

3. Por quienes atraviesan momentos de oscuridad en sus vidas. Para que hallen en Cristo la luz que anhelan sus corazones. OREMOS

4. Por nuestros seres queridos difuntos. Para que —habiendo atravesado la noche de la muerte— lleguen a la gran fiesta de la vida en el Reino eterno. OREMOS

5. Por todos nosotros. Para que con el aceite de la oración mantengamos encendidas nuestras lámparas y seamos luz para nuestros hermanos. OREMOS

Escúchanos Padre y concédenos mirar nuestra vida con tus ojos, para que no vivamos tristes y amargados, sino llenos de aquella alegría que viene de Ti. Por Jesucristo nuestro Señor.


 

No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s