Domingo 25 de Febrero 2018 — Domingo 2º de Cuaresma B

18 de febrero de 2018 — 4 comentarios


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Nos presentamos hoy —ante el Señor— para pedir su auxilio.

Quizá perdidos. Quizá distraídos. Quizá nuestros pensamientos y corazones están en otro lugar.

      ***

Ven, Señor. Para que estemos preparados. Para ti. Que estás presente y que vienes. A cada uno.   

Llévanos contigo a tu Monte Santo.

Purifícanos.

Purifica nuestros ojos.

Para que podamos verte.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

[Los tres asteriscos (***) indican una pausa especial: hay que hacerla.]


 

MONICIÓN INICIAL (opción 2)

La semana pasada acompañamos a Jesús en el momento de la prueba.

Hoy —junto con Él— subimos al monte. Un monte muy alto. Para ser testigos de su transfiguración.

Subimos a este Monte con la esperanza de que también a nosotros esta luz nos transforme y renueve.

       ***

Purifica nuestros ojos, Señor.

Para que podamos mirar tu rostro. Transfigurado.

Haznos subir a las alturas.

Levanta nuestros corazones.

Y purifícanos.


MONICIÓN INICIAL (opción 3)

El domingo pasado, el Tentador condujo a Jesús a un monte elevado.

Hoy —el segundo Domingo de Cuaresma— es Jesús quien nos conduce al Monte Santo, para transfigurarse ahí en presencia de los discípulos, y así mostrarnos el camino que lleva a la transformación. Para que nosotros también entremos en la luz. En la luz que ve y que permite ver más, más profundamente.

***

Purifícanos, Señor, para que veamos tu gloria, cuando vengas a nosotros en tu Evangelio y en el Pan que es tu Cuerpo.


MONICIÓN INICIAL (opción 4)

Cristo es la luz que ilumina nuestra vida.

Por eso nos reunimos aquí: para entrar en su luz, en su vida. Para que quedemos transformados.

       ***

También hoy el Evangelio nos conducirá a un monte. Pero no al monte de las tentaciones —como el primer Domingo de Cuaresma— sino al Monte Tabor, monte santo, donde Cristo se transfiguró en presencia de sus discípulos.

       ***

Señor, purifícanos y envuélvenos en tu luz.

Para que seamos dignos del encuentro contigo.


MONICIÓN INICIAL (opción 5)

El Evangelio del domingo pasado nos llevó al desierto junto con Jesús, donde Él luchó con las fuerzas de las tinieblas.

Hoy nos encontraremos en el Monte de la Transfiguración. Pero no para observar, sino para que nuestros corazones queden transformados.

       ***

Purifícanos, Señor, para que veamos Tu gloria.

Para que junto contigo nos encontremos en la gloria del Tabor.


MONICIÓN INICIAL (opción 6)

El tiempo de Cuaresma es un tiempo de santas paradojas, de santas tensiones.

El Evangelio de hoy muestra a Cristo en su gloria, transfigurado.

El domingo pasado hemos visto su prueba, su combate con las fuerzas del mal.

Hoy nos muestra su gloria y su luz, preparándonos —como lo hizo en otro tiempo con los discípulos— para vivir de manera más profunda, pero también más valiente, el misterio de su Pasión, a través de la cual se resucita a la vida nueva.

       ***

Señor, purifícanos de nuestros pecados.

Para que veamos tu rostro transfigurado.

Haznos subir a las alturas.

Levanta nuestros corazones.

Y purifícanos.


MONICIÓN INICIAL (opción 7)

Hoy es el segundo domingo de Cuaresma. La segunda estación en nuestro camino hacia Jerusalén, donde entraremos el Domingo de Ramos junto con Jesús, para vivir el misterio de su Pasión y Resurrección.

Hoy se presenta ante nosotros transfigurado. Tentado y transfigurado, se presenta ante nosotros para fortalecernos.

       ***

Purifica nuestros ojos, Señor.

Para que podamos mirar tu rostro, transfigurado.

Haznos subir a las alturas.

Levanta nuestros corazones.

Y purifícanos.


ORACIÓN UNIVERSAL

En este tiempo de salvación que Dios nos da para que nos acerquemos más a Él, presentémosle nuestras plegarias, y pidámosle que su luz ilumine toda oscuridad.

A cada petición diremos: ¡Ilumínanos con tu Palabra, Señor!

1. Por nuestra madre la Iglesia. Para que en medio de las oscuridades y angustias de nuestro mundo, sea signo de la esperanza que viene de Dios. OREMOS.

2. Por los pueblos que sufren las atrocidades de la guerra. Para que el Señor les conceda paz y concordia.  OREMOS.

3. Por los que viven agobiados por la esclavitud del pecado. Para que encuentren la luz de Cristo en sus vidas. OREMOS.

4. Por los que sufren cualquier clase de mal, especialmente por aquellos que son víctima de nuestros errores y pecados. Para que Dios sea su fortaleza. OREMOS

5. Por quienes van a participar en el próximo Curso Emaús. Para que el encuentro con Jesús-Palabra llene los deseos más profundos de sus corazones. OREMOS.

6. Por todos nosotros. Para que durante esta Cuaresma nos atrevamos a privarnos de algo en bien de los pobres y necesitados. OREMOS.

Escucha, Señor, nuestras plegarias, y derrama sobre el mundo entero tu gracia, tu amor y tu perdón. Por Jesucristo nuestro Señor.


 

4 comentarios para Domingo 25 de Febrero 2018 — Domingo 2º de Cuaresma B

  1. 
    María Rosa Lilia Serrano Rivera 23 de febrero de 2018 en 17:47

    Agradezco esta ayuda que me parece muy eficaz y motivante

  2. 

    Muchas gracias por tu comentario, María Rosa. Para la mayor gloria de Dios!

  3. 

    Muchas gracias, para mi es una gran ayuda

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.