Domingo 21 de Julio 2019 – Domingo 16º T.O. C – Una cuarta homilía

17 de julio de 2019 — Deja un comentario

Johannes_Jan_Vermeer_Christ_in_the_House_of_Martha_and_Mary_Google_Art_Project_cropped1920.jpg


Pasar de la preocupación de lo que tengo que hacer por Él, al asombro de lo que Él hace por mí. Este es el itinerario de las dos hermanas de Betania: símbolo de cada creyente. Pasar de Dios como deber a Dios como deseo.

María está sentada a los pies de Jesús: la amistad exige cercanía.

El primer servicio que hemos de ofrecerle al amigo —amigo es un nombre de Dios— es escucharlo, estar con él.

El primer servicio que hemos de ofrecerle a Dios —y a todos— es escuchar. Dar un poco de nuestro tiempo y un poco de nuestro corazón. Es a partir de la escucha que comienza la relación.

La primera oración es contemplación: no tanto mirarlo a Él, sino dejarse mirar por Él. Y luego leernos en aquella mirada. Y luego asomarnos al océano interior de sus ojos.

Marta, Marta, te preocupas y te agitas por demasiadas cosas.

Jesús —amorosamente— no le reprocha a Marta el servicio, sino la agitación. No critica el corazón generoso de Marta, sino la ansiedad.

Y a todos nos vuelve a decir: cuidado con esta palabra «demasiado» que está al acecho; cuidado con un demasiado que puede aparecer y tragarte; con un demasiado que duele y te quita la libertad y aleja de los demás: demasiado trabajo, demasiados deseos, demasiado correr. Primero las personas y luego las cosas.

Debemos sentarnos a los pies de Cristo y aprender lo más importante: distinguir entre lo superfluo y lo necesario, entre lo ilusorio y lo permanente, entre lo efímero y lo eterno.

Jesús dice: no te preocupes por nada que no sea tu esencia eterna.

Jesús no puede soportar que Marta quede empobrecida y reducida a un rol de servicio, que se pierda en demasiados asuntos de la casa.

Tú —le dice Jesús— eres mucho más. Tú no eres las cosas que haces. Tú puedes estar conmigo en una relación diferente, compartir no solo servicios, sino también pensamientos, sueños, emociones, conocimiento, sabiduría.

Porque Jesús no busca siervos, sino amigos. No busca personas que hagan cosas por Él, sino personas que le permitan hacer cosas en ellas, como la Virgen María: «ha hecho grandes cosas en mí el Todopoderoso». Personas que lo dejen ser Dios.

El centro de la fe no es lo que yo hago por Dios, sino lo que Dios hace por mí.

***

En cada uno de nosotros las dos hermanas pueden —y deben— darse la mano.

Con ellas pasaremos desde un Dios percibido como una preocupación —es Marta— a un Dios sentido como un asombro— es María.

Una sola cosa es necesaria. Y no dice cuál es esa cosa.

Pero sentarnos a los pies de Cristo nos hace peregrinos de lo esencial, viajeros entre lo superfluo y lo necesario, entre lo pasajero y lo eterno.

¿Qué es lo único necesario? No vivas sin misterio, no vivas sin relaciones de amor. No hay infinito en la tierra fuera de las relaciones humanas. No hay absoluto lejos del amor.

O sea, Marta y María no se oponen: sus actitudes son complementarias.

Marta no puede prescindir de María, porque nuestro servicio tiene una fuente, la única que hace grande el corazón.

María no puede prescindir de Marta, porque no hay amor de Dios que no deba traducirse en gestos concretos.

La amiga y la servidora son dos formas de amar, ambas necesarias, los dos polos de un solo mandamiento: amarás al Señor tu Dios y amarás a tu prójimo; dos manos de una única bienaventuranza: bienaventurados los que escuchan la Palabra, bienaventurados los que la ponen en práctica.

Todos somos Marta. Todos somos María.

Las dos hermanas deben reconciliarse en nuestro corazón. Deben hacerse amigas.

Y cuando nada nos separe de Dios, entonces nada nos separará del servicio a nuestros hermanos.


No hay comentarios

¡Se el primero en comenzar la conversación!

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .