Archivos para A.M.D.G.

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Celebramos hoy la Eucaristía en la Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos.

Recordamos de un modo especial a todos aquellos hermanos y hermanas nuestros que nos han dejado.

Oramos por ellos, ofrecemos esta Misa por ellos, porque confiamos en el amor misericordioso de Dios y porque creemos que Jesús, muerto y resucitado, nos abre las puertas de la Vida-para-siempre.

Que esta Celebración nos ayude a reforzar nuestra fe y nos llene de consuelo y de esperanza.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: Señor, ¡danos tu vida eterna!

1. Por los pastores de la Iglesia: para que lo que predican de palabra lo practiquen en las obras. OREMOS

2. Por quienes tienen la responsabilidad del gobierno de la Nación: para que promuevan la justicia y la paz. OREMOS

3. Por quienes sufren por la muerte de algún ser querido: para que la fe en la Resurrección de Cristo les ayude en estos momentos difíciles. OREMOS

4. Por quienes carecen de trabajo: para que Dios se muestre con ellos como un verdadero Padre. OREMOS

5. Por nuestros hermanos, parientes y amigos difuntos: para que Dios les conceda la felicidad en compañía de sus santos y elegidos. OREMOS

6. Por nosotros que aun permanecemos en este mundo: para que sepamos consolarnos mutuamente con palabras de fe y de esperanza. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICION DE ENTRADA

Hoy contemplamos el Misterio de la Comunión de los Santos del cielo y de la tierra.

No estamos solos: estamos rodeados por una gran nube de testigos.

Con ellos formamos el Cuerpo de Cristo.

Con ellos somos hijos de Dios.

Con ellos hemos sido santificados por el Espíritu Santo.

¡Alégrese el cielo y exulte la tierra! El glorioso ejército de los santos intercede por nosotros ante el Señor. Nos acompaña en nuestro camino hacia el Reino. Y nos anima a mantener nuestra mirada fija en Jesús, nuestro Señor, que vendrá en la gloria en medio de sus santos.

ORACION DE LOS FIELES

A cada petición diremos: ¡Santifícanos en tu amor, Señor!

1. Por los sacerdotes de la Iglesia: para que sean iluminados con la luz de Cristo y crezcan en santidad. OREMOS

2. Por los que tienen el gobierno de las naciones: para que lo ejerzan con justicia y espíritu de servicio. OREMOS

3. Por las familias cristianas: para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad. OREMOS

4. Por cuantos son víctimas de la pobreza, la injusticia, la marginación social o la enfermedad: para que encuentren en nosotros la solidaridad y la aceptación que anhelan. OREMOS

5. Por nuestros difuntos: para el Señor les conceda la corona de la vida en el Reino Eterno. OREMOS

6. Por nosotros: para que un día nos reunamos con los santos en el cielo, contemplando el rostro de Cristo glorioso. OREMOS

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Como cada Domingo nos reunimos alrededor del Altar:

los ciegos al Amor,

los agobiados por los problemas de cada día,

los buscadores de Dios

y los agradecidos con Él.

Estamos aquí porque nos urge hablar con el Señor.

A Él también le urge hablarnos.

Él ha salvado a su Pueblo.

Y quiere hacerlo también con nosotros.

Gritémosle nuestra vida al Hijo de David.

Presentémosle nuestra debilidad.

Y dejémonos sanar por Él.

Él es nuestra Salud.

Y nuestra Vida.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Señor, ten compasión de nosotros!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que ilumine a los hombres de toda la tierra con la luz que resplandece en el rostro de Cristo. OREMOS

2. Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor: para que encuentren la paz y la alegría del perdón. OREMOS

3. Por quienes, como Bartimeo, caminan por la vida a oscuras, sin fe, sin luz ni esperanza: para hallen en Cristo al Salvador que anhelan sus corazones. OREMOS

4. Por las familias cristianas que viven en la oscuridad, alejadas de la fe y de la Iglesia: para que Cristo-Luz-del-Mundo las ilumine y transforme. OREMOS

5. Por los enfermos: para que sean sanados por la mano de Cristo el Hijo de David. OREMOS

6. Por los niños y los jóvenes: para que lleven una vida iluminada y se mantengan alejados de toda tiniebla. OREMOS

7. Por nuestros difuntos: para que alcancen la Luz Eterna. OREMOS.

8. Por todos nosotros: para que fieles al Bautismo que recibimos y curados de nuestras cegueras seamos misioneros de la gracia y de la paz que proceden de Dios. OREMOS

Rabboni, ut videam!

22 de octubre de 2012

Vade, fides tua te salvum fecit (Mc 11, 51-52)

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

En este Año de la Fe, que iniciamos el pasado 11 de Octubre, queremos vivir -con la ayuda de Dios- la invitación que nos hace el Santo Padre el Papa Benedicto cuando nos dice que es necesario redescubrir la alegría de la fe.

Hoy -en el Domingo Mundial de las Misiones- agradecemos a Dios por el don de nuestra fe y con nuestra Colecta cooperamos en la labor evangelizadora de la Iglesia.

Le suplicamos también la gracia de un renovado encuentro con Cristo como Persona viva que colma la sed del corazón.

Y el deseo de compartir con otros el gozo de esta Presencia: para que todos la puedan experimentar.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Danos un corazón misionero, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que la vivencia del Año de la Fe de frutos de renovación eclesial y aumente el impulso misionero. OREMOS

2. Por los gobernantes de las naciones: para que busquen la paz y armonía entre todos los pueblos. OREMOS

3. Por los misioneros y misioneras esparcidos en el mundo entero: para que nunca se sientan solos, sino que experimenten la presencia del Señor y la solidaridad de nuestra oración y ayuda generosa. OREMOS

4. Por nuestras familias: para que el Señor suscite en ellas abundantes vocaciones al servicio del Evangelio. OREMOS

5. Por los que no conocen a Jesucristo: para que, con nuestra colaboración, experimenten pronto la alegría del Evangelio. OREMOS

6. Por los que se han apartado del camino de la fe: para que descubran de nuevo la luz de Cristo. OREMOS

7. Por todas las personas que  -con su desprendimiento, disponibilidad y trabajo- dignificaron las celebraciones anuales en honor de Nuestra Celestial Patrona: para que en cada momento experimenten la abundancia de las bendiciones divinas y la protección de la Virgen Santísima del Rosario. OREMOS

8. Por todos nosotros y por nuestra Comunidad: para que el Señor nos ayude a redescubrir la alegría de creer y suscite en nosotros el anhelo de entregarnos al servicio de su Misión. OREMOS