Archivos para Ciclo A

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cada domingo el Señor viene a nosotros.

Cada domingo expresamos nuestra disponibilidad para recibirLo.

Disponibilidad para darLe su lugar en nuestra vida.

***

Señor, purifícanos.

Para que estemos preparados para recibirTe.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy en el Evangelio escucharemos a Jesús que nos presenta la reacción de dos hermanos.

Uno —llamado por el padre a trabajar en la viña— le responde que sí va a ir. Pero no va.

El otro, primero se rebela. Pero —después de reflexionar un poco— va a hacer lo que el padre le mandó.

***

¿Hemos venido aquí para escuchar de veras la voz de Jesús que nos llama y nos muestra nuestra tarea para hoy?

No sólo la gran vocación —para toda la vida— sino también la tarea para hoy. Para esta nueva semana.

Estemos abiertos a Su luz. A Su voz.

***

Señor —para que Te escuchemos— limpia nuestros corazones. Purifícanos de todo aquello que en nosotros es pereza. Oscuridad. Pecado.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Cada uno de nosotros —en el misterio de su conciencia y de su corazón— ha de encontrarse hoy con el Señor, para servir a su Palabra.

Esta Palabra siempre es difícil, porque siempre nos exige algo. Debemos sintonizar con Ella.

Pero para poder escucharla, primero pidámosle que nos purifique.

***

Purifícanos, Señor, para que Te escuchemos y Te veamos: a Ti que estás entre nosotros.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

La Liturgia de hoy hablará sobre el perdón. Como comentando las palabras del Padrenuestro: «perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden».

Preguntémonos —que cada uno se pregunte en su corazón— si he perdonado de veras.

Si sé perdonar.

Si estoy dispuesto a perdonar.

Hasta dónde cargo en mí heridas —sufrimiento— causado por otros, todavía no sanado, todavía no cerrado.

Quizá yo mismo tengo que pedir perdón.

Así como ahora pedimos perdón a Dios vivo. Que conoce mi corazón y puede transformarlo.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Escucharemos hoy en el Evangelio que cuando dos o tres se reúnen en el nombre de Jesús, ahí siempre está Él entre ellos.

Él ahora está entre nosotros. Pero nosotros —cada uno de nosotros— ¿estamos abiertos a esta presencia?

Él —entero— está para nosotros. Pero nosotros —enteros— ¿estamos para Él?

***

Qué cada uno busque en sí mismo ese lugar que aún no está abierto a Su presencia.

Ese lugar en el que estamos cerrados a Él.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…