Archivos para Moniciones Adviento 2015

Adviento 2015

27 de noviembre de 2015 — Deja un comentario

Adviento C -



 

lucas-nube-3


cq5dam.web.1280.1280-2  Año de la Misericordia


Arcabas_087_2


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

El Adviento consume ya sus últimas jornadas y la venida del Señor es inminente.

Ya están encendidas las cuatro velas de la Corona de Adviento.

Ya todo está preparado.

Ahora se cumplen las profecías del Antiguo Testamento…

Nuestra mirada se dirige a Belén…

… porque puede suceder en cualquier momento.


Indicación importante: Esta monición de carácter meditativo es muy breve. Está compuesta de pocas palabras, de manera que cada palabra y cada letra cuenta. No hay que cambiar palabras ni letras. El objetivo de la monición es introducirnos ya en el clima de la Navidad. Por eso hay que leerla con amor, de manera pausada, como con asombro ante el Misterio de Dios que se hace Niño.

*** No la puedes leer si no la preparaste con anterioridad***


ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos a Jesús, luz y esperanza de la humanidad entera.

A cada petición vamos a responder: ¡Ven, Señor Jesús!

1. Por nuestra Madre la Iglesia, que ha recibido, como María, la misión de dar a luz a Cristo. Para que en medio del mundo sea la presencia de Emanuel, «el Dios-con-nosotros». OREMOS

2. Por nuestro País y todos sus habitantes. Para que las próximas fiestas de Navidad nos ayuden a avanzar por los caminos de la paz. OREMOS

3. Por los más necesitados. Para que en esta Navidad, Dios les conceda experimentar la alegría del amor fraterno. OREMOS

4. Por quienes viven sumergidos en dudas e incertidumbres. Para que el Nacimiento del Señor aleje de ellos las tinieblas y colme sus corazones de luz y esperanza. OREMOS

5. Por los matrimonios cristianos. Para que, ante las dificultades, confíen siempre en la ayuda de Dios. OREMOS

6. Por nosotros. Para que, con la delicadeza de María, preparemos nuestros corazones para el nacimiento de Cristo y compartamos nuestra alegría con los que pasan necesidad. OREMOS

Escucha nuestras oraciones, Señor, y aviva nuestra esperanza, para que podamos descubrirte presente entre nosotros y Te recibamos con fe y gratitud cuando vengas a salvarnos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


10608463_692952817479435_7162658511299492232_o


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

La liturgia de este tercer domingo de Adviento nos llama a estar alegres, porque el Señor ya viene y la Navidad ya está próxima.

***

Un motivo adicional de alegría es el Año de la Misericordia que nos regala el Papa Francisco, para que toquemos con la mano los signos de la ternura que Dios ofrece a todos.

Sobre todo a los que sufren.

A los que se encuentran solos.

A los que no se sienten amados por el Padre.

Y también a los que viven sin esperanza de ser perdonados.

***

Es por eso que hoy, en la Ciudad de Roma, se abre la Puerta Santa: la Puerta de la Misericordia.

¡Muchas Puertas de la Misericordia se abren hoy en el mundo entero!

Para que todos se atrevan a cruzar el umbral de la Casa del Padre.

Y se dejen abrazar por su Amor.

Y se dejen consolar.

Y se dejen tocar.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

La liturgia de este tercer domingo de Adviento nos llama a estar alegres porque el Señor ya viene y la Navidad ya está próxima.

Es posible que nosotros tengamos motivos personales para estar cansados, abatidos o tristes y que el ambiente colorido de calles y tiendas nos agobie.

Precisamente por eso debemos enterarnos de que el Señor viene a curar a los de corazón quebrantado y a anunciar la Buena Nueva a los pobres, el perdón a los cautivos y la libertad a los prisioneros.

Dejémonos iluminar por la luz del mensaje profético de este día y participemos en esta Santa Misa con gozo y con alegría que sólo Dios puede darnos.


ORACIÓN UNIVERSAL (opción 1)

Elevemos nuestras súplicas a Dios Padre de misericordia.

A cada petición diremos: ¡Muéstranos, Señor, tu Misericordia!

1. Por nuestra Madre la Iglesia. Para que durante el Año Santo de la Misericordia redescubra que su misión es ser signo e instrumento de la ternura del Padre. OREMOS

2. Por los obispos, sacerdotes y diáconos. Para que quienes se acerquen a ellos se sientan esperados, amados y perdonados por Dios. OREMOS

3. Por nuestros gobernantes. Para que el Señor dirija sus pensamientos y acciones hacia la justicia, la libertad y el bien de todos, especialmente de los más débiles. OREMOS

4. Por quienes no se sienten amados por Dios o viven sin esperanza de ser perdonados. Para que se atrevan a cruzar la Puerta de la Casa del Padre y se dejen abrazar por su misericordia que no excluye a nadie. OREMOS

5. Por nuestros difuntos. Para que el Padre de la misericordia los libere de toda culpa y pueda abrazarlos en la bienaventuranza que no tiene fin. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que en este tiempo jubilar redescubramos la riqueza contenida en las obras de misericordia corporales y espirituales. OREMOS

Bendice, Padre santo, a tu pueblo que con la práctica de las obras de misericordia se prepara a la venida de Cristo y derrama la abundancia de tu amor sobre el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


 ORACIÓN UNIVERSAL (opción 2)

Oremos, hermanos, a Jesús, luz y esperanza nuestra.

A cada petición diremos: ¡Danos tu alegría, Señor!

1. Por el Papa, los obispos y los sacerdotes. Para que muestren al mundo la alegría del evangelio. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que el Señor dirija sus pensamientos y acciones hacia la justicia, la libertad y el bien de todos, especialmente de los más débiles. OREMOS

3. Por los agentes de pastoral de nuestra Comunidad. Para que irradien la alegría de sentirse hijos de Dios. OREMOS

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias. Para que estén siempre alegres y constantes en oración. OREMOS

5. Por los que se hunden en la tristeza. Para que la alegría de los creyentes les comunique esperanza. OREMOS

6. Por los enfermos. Para que los ángeles del Señor les lleven consuelo. OREMOS

7. Por nosotros. Para que llevemos la alegría de la Navidad a quienes más la necesiten. OREMOS

Ven, Señor, Tú que traes la paz y la alegría al mundo. Ven a salvarnos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


Arcabas_042_2


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Adviento es tiempo de espera.

Tiempo que Dios nos concede para que lo esperemos.

Él mismo suscita en nosotros esta espera.

Nuestra vigilante espera de Aquel que ha de venir.

***

Cada domingo de diciembre nos acerca a este momento en el cual –como signo de la venida definitiva del Señor- celebraremos el Misterio de su Nacimiento en Belén.

***

***

Pidámosle hoy al Señor que nos purifique.

Para que nuestra espera sea pura.

Para que seamos de verdad atentos y preparados.

Para cuando Él venga.


Querido monitor/a: Los puntos (.) representan el semáforo rojo y se entonan hacia abajo ↘ . Aprovecha para tomar aire en esos semáforos.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Celebramos el segundo domingo de Adviento.

Un paso más hacia la Navidad.

Y muy oportunamente -en la Liturgia de hoy- las voces enérgicas del profeta Baruc y de Juan el Bautista nos llaman a la acción.

A preparar el camino para el Señor que viene a salvarnos.

Arreglar las calles y las habitaciones de nuestro corazón.

Quitar los obstáculos que nos separan unos de otros.

Abrir caminos nuevos de generosidad.

Cambiar nuestras actitudes personales y sociales egoístas.

Construir puentes de comunión y de diálogo.

Para que

este año

todo el mundo

pueda experimentar

la alegría

de la Navidad.


ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos al Señor que vendrá lleno de poder para purificarnos con el fuego de su Espíritu.

A cada petición diremos: ¡Ven, Señor Jesús!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que llena del Espíritu Santo proclame a todos la salvación que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestra Patria. Para que la venida del Señor nos traiga la paz, apague los odios y ponga fin a la violencia. OREMOS

3. Por los que sufren o viven tristes. Para que la venida del Señor les traiga fortaleza y alegría. OREMOS

4. Por los que nada esperan y por los que sólo tienen afanes materiales. Para que encuentren luz en su camino. OREMOS

5. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que durante este Adviento allanemos los caminos de la fraternidad con signos de solidaridad y justicia. OREMOS

Señor Jesús, ven a traernos la plenitud de lo que nos has prometido y muéstranos tu bondad, para que produzcamos fruto. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.