Archivos para Moniciones Ciclo B

john_21_17_sm_2048x2x1.jpg


MONICIÓN INCIAL (1)

Celebramos hoy la vigilia de la Solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo:

– el pescador de Galilea, que fue el primero en confesar la fe en Cristo;

–  y el maestro y doctor, que anunció la salvación a los gentiles.

Por voluntad de la divina Providencia, ambos llegaron a Roma, donde sufrieron el martirio en el lapso de pocos años.

Desde entonces la ciudad de Roma, que era la capital de un gran imperio, fue llamada a otra gloria: albergar la Sede Apostólica, que preside la misión universal de la Iglesia de difundir por el mundo el Evangelio de Cristo, Redentor del hombre y de la historia.

Pidamos en este día por nuestro Santo Padre, el papa Francisco, para que el Señor proteja e ilumine en su tarea de guiar a la Iglesia, como sucesor de Pedro


Continuar leyendo…

oook


MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy el nacimiento de Juan Bautista. Un niño imposible de nacer. Un niño engendrado cuando ha llegado la vejez y la esperanza está marchita. Un niño que viene después del absurdo de la esterilidad. Un bebé por cuya boca y los llantos y las risas Dios vuelve a hablar a su pueblo.

***

Bendigamos al Señor en este día.  Porque en la tarde de nuestra vida —cuando ya todo parece apagarse— Él crea las obras de su gracia. Suscita una nueva fe. Un nuevo paso de su Espíritu. Y un nuevo gozo. Y realiza en nosotros lo que parecía imposible. 


Continuar leyendo…

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy se presenta ante nosotros el Señor de la Misericordia. Para para tocar el corazón y la conciencia de cada uno de nosotros.

Él conoce nuestras debilidades. Nuestros pecados. Pero nos llama y nos anima a que nos abramos a Su amor, que es más poderoso que todos los poderes de la oscuridad.

***

Señor, perdónanos nuestros pecados.

Abrázanos con tu misericordia. 

Continuar leyendo…

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy es el Domingo de los Domingos. Día en que celebramos la Resurrección del Señor y —en sentido espiritual— participamos en esta Resurrección.

Día en que Cristo viene a nosotros en su humanidad transformada, resucitada. En la que también nosotros —como bautizados— tenemos nuestra participación. Nosotros: llamados a una nueva vida, a una transformación en hijos de Dios.

***

Señor, purifícanos de todo aquello que en nosotros hay de hombre viejo. Lo que no es según el amor. Lo que todavía no está transformado.

Señor, purifícanos. Abre nuestros ojos. Para que Te veamos tal como eres.


Continuar leyendo…

oiiioi


Versión imprimible


MONICIÓN INICIAL

(Antes de la entrada del sacerdote)

En la celebración de hoy contemplaremos el sufrimiento y la muerte del Inocente.

Con Él ofreceremos al Padre las muertes violentas de inocentes y culpables.

Las muertes lentas de jóvenes y ancianos.

Nuestras propias muertes.

Y todo el misterio del sufrimiento.

No es una Misa: la Iglesia no celebra Misa en este día.

O mejor dicho: estamos todavía en la Misa que hemos empezado el día de ayer.

Pero no estamos en unas exequias, ni guardando luto.

Por eso el color de hoy es rojo: es el primer acto del Misterio Pascual.

— Escucharemos el relato completo de la Pasión según San Juan.

— Oraremos por las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

— Nos acercaremos a venerar el madero de la Cruz del Señor.

— Y terminaremos recibiendo el Cuerpo de Cristo entregado por nosotros, que reservamos anoche en el Monumento.

***

Ahora vamos a comenzar esta celebración. (De pié y) En silencio absoluto recibiremos al sacerdote, y junto con él nos arrodillaremos, orando ante Jesús desde lo más profundo de nuestro corazón.


Continuar leyendo…

4a679abd184848f275a5de0360092609


MONICIÓN INICIAL

En esta tarde Santa, a la misma hora aproximadamente en la que Jesús se reunió con sus discípulos para celebrar la Cena Pascual, nosotros, como comunidad creyente, nos unimos también a su Mesa, reviviendo aquel momento entrañable.

Jesús sabía que aquella era su «ultima cena». Sabía que estaba decretada su muerte.  Por eso, antes de despedirse de los suyos, quiso resumir con unos gestos todo el sentido de su vida y de su Palabra: partió el pan y se los dio a sus discípulos. Tomó una copa de vino y la repartió entre ellos: «Hagan esto en memoria mía».

Una vez terminada la Cena, se quitó el manto, echó agua en una jofaina y se puso a lavarles pies a los que estaban con Él.

Desde entonces, generaciones de cristianos, de todos los tiempos y de todas las razas, han conservado vivos estos recuerdos y los han transmitido hasta nosotros.

Vivamos con intensidad este momento, dejándonos transformar por la Palabra de Dios y por la comunión en su Cuerpo, y así crezca la fraternidad entre todos los hombres.

Continuar leyendo…

12472366_198557210519621_314235414601845225_n-2


Versión imprimbible


RECEPCIÓN DE LOS SANTOS ÓLEOS

(Terminada la Oración de los Fieles)

Monitor:

En estos momentos, antes de preparar el Altar para el Santo Sacrificio, haremos entrega a nuestro Párroco de los santos Óleos, es decir los aceites que fueron bendecidos y consagrados esta mañana en la Santa Iglesia Catedral por el Pastor de nuestra Arquidiócesis, Mons. Alfonso Cortés.

Empieza la procesión con los aceites y la asamblea entona: Pueblo de Reyes

Ministro (al llegar al presbiterio):

Reverendo Padre, hemos visto la obra maravillosa de Dios al participar en la Misa Crismal.

El señor Arzobispo nos entregó estos Óleos, para que nosotros te los diéramos a ti y ellos nos sigan transmitiendo la vida de Dios.

Él te los encomienda a ti, como responsable de esta Comunidad Parroquial y a todos nos envía un saludo y su bendición.

Monitor:

Todos respondemos: Demos gracias a Dios.

Continuar leyendo…

2 Peter 1:16. Eyewitnesses Of His Majesty


Versión imprimible


MONICIÓN INICIAL

Hoy es Miércoles de Ceniza. Y nos reunimos para iniciar juntos la Cuaresma.

Para nosotros es un día muy especial, en el cual la Iglesia nos ofrece un rito de perdón y de reconciliación.

La imposición de la ceniza es símbolo –sobre todo– de abrirse a la misericordia divina.

En la Misa de hoy se omite el Acto Penitencial, que se realizará en la imposición de la Ceniza, que llegará luego de escuchar las lecturas bíblicas y la homilía del sacerdote.

Después de la explicación de la Palabra de Dios, el celebrante bendecirá la ceniza y comenzará su imposición.

La Cuaresma ha empezado.


Continuar leyendo…

img_1231


MONICIÓN INICIAL

Vino a los pastores.

Viene ahora a los Magos, a los que nosotros luego llamamos Reyes Magos, que vinieron de Oriente, del misterioso Oriente, para entregarle sus regalos y para reconocerlo como Dios y Señor.

Cada Santa Misa es una venida así. Alguna estrella —más o menos brillante— nos conduce. Y nos muestra que aquí está el pesebre. Que aquí está Él. ¿Qué tengo para ofrecerle? ¿Qué estoy dispuesto a recibir como don de su presencia?

***

Purifícanos, Señor, para que desaparezcan todas las oscuridades.

Para que en nuestros corazones y conciencias haya luz.


El día de hoy, después del Evangelio (o bien en otro momento idóneo, como por ejemplo en el silencio después de la Comunión), se puede proclamar el anuncio de la fecha de la Pascua y de las demás fiestas del año.


ANUNCIO DE LA PASCUA Y DE LAS CELEBRACIONES MÓVILES

Queridos hermanos,

con el favor de la misericordia de Dios

—así como nos hemos alegrado por el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo—

les anunciamos la alegría de la Resurrección de nuestro Salvador.

El día 6 de marzo será el Miércoles de Ceniza,

comienzo del ayuno de la Sagrada Cuaresma.

El día 21 de abril celebraremos con alegría la Santa Pascua de Nuestro Señor Jesucristo.

El día 2 de junio: la Ascensión del Señor.

El día 9 de junio: la Fiesta de Pentecostés.

El día 20 de junio: la Fiesta del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo.

El día 1 de diciembre será el primer Domingo del Adviento de Nuestro Señor Jesucristo,

a Quien sea el honor y la gloria por los siglos de los siglos.

Amén.


 

copia-di-nativita-arcabas


MONICIÓN INICIAL

Hoy —en la Octava de Navidad— celebramos la Solemnidad de Santa María Madre de Dios.

En su nombre inauguramos un nuevo año.

Entramos en un nuevo tiempo.

Pedimos que la bendición divina acompañe este tiempo que iniciamos. Que proteja en nosotros lo bueno y sane lo que hay de enfermo y malo.

***

***

Perdona, Señor, nuestros pecados: los que ahora pesan sobre nuestras conciencias, y aquellos con los que Te ofendimos durante el año que acaba de concluir.

Purifica nuestros corazones. Para que nuevos y fortalecidos entremos en este nuevo tiempo.


 

copia-di-nativita-arcabas


MONICIÓN INICIAL 

Jesús nació en la ciudad de Belén.

Hoy recordamos este acontecimiento histórico.

Pero no debemos limitarnos a eso. Porque se trata también de un acontecimiento espiritual. Cristo quiere nacer en el alma —es decir— en la vida — de cada uno de nosotros.

***

Purifícanos, Señor, de todo lo que no es Tuyo.

De todo lo que no Te hemos entregado y que son nuestros pecados.

Purifícanos, Señor. Para que puedas nacer en cada uno de nosotros.