Habilidades de Comunicación

Habilidades de Comunicación que debemos Aprender y Practicar

Son las habilidades que sirven a los proclamadores de la Palabra. Estas habilidades no son fáciles de dominar y las expectativas de la gente continúan en aumento, ya que los medios de comunicación nos muestran a presentadores altamente preparados y hábiles.

Como lectores, no se espera que seamos actores profesionales. Sin embargo, la expectativa es que tomemos nuestro ministerio con mucha seriedad y que busquemos siempre mejorar nuestras habilidades como proclamadores de la Palabra. De esta manera, también aprendemos a ser más transparentes y permitimos que Dios sea visible en la Palabra.

Igualmente, hay que tener en cuenta las necesidades del oyente. La comprensión del texto es el primer desafío para el lector. El segundo es asegurarse de que el oyente entiende al lector. Si murmuramos, balbuceamos o leemos muy rápido, distraemos a la gente y se pierden cómo Dios les está hablando en ese momento.

Existen varias áreas en particular a las que debemos prestar mucha atención en nuestro estilo de leer para que los oyentes escuchen verdaderamente la Palabra.

Las habilidades necesarias que más nos interesa desarrollar, para poder desempeñar bien nuestro ministerio, son las siguientes:

1. Habilidades de Comunicación Verbal

  • Respiración Adecuada y Control de la Respiración
  • Tono Monótono y Variedad Vocal
  • Énfasis y Acentuación en las Palabras y Frases
  • Paso/Ritmo Adecuado y Velocidad de la Lectura
  • Pausar
  • Articulación y Pronunciación Clara

2. Habilidades de Comunicación no Verbal

  • Postura
  • Contacto Visual
  • Reverencia
  • Posición de las manos
  • Movimientos y Caminar
  • Cometer Errores