he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


LECTURAS


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Hoy es el Domingo de los Domingos. Día en que celebramos la Resurrección del Señor y —en sentido espiritual— participamos en esta Resurrección.

Día en que Cristo viene a nosotros en su humanidad transformada, resucitada. En la que también nosotros —como bautizados— tenemos nuestra participación. Nosotros: llamados a una nueva vida, a una transformación en hijos de Dios.

***

Señor, purifícanos de todo aquello que en nosotros hay de hombre viejo. Lo que no es según el amor. Lo que todavía no está transformado.

Señor, purifícanos. Abre nuestros ojos. Para que Te veamos tal como eres.


Continuar leyendo…

2 Peter 1:16. Eyewitnesses Of His Majesty


LECTURAS


MONICIÓN INICIAL

Ya estamos en el quinto domingo de Cuaresma. Nos vamos acercando al misterio de la Muerte y de la Resurrección. Nos acercamos para mejor comprender el don de la vida,  la tarea que eso supone para cada uno de nosotros: afrontar todo lo que en la vida es difícil y hermoso, lo difícil también.

El Salmo que proclamaremos hoy en la Liturgia «Desde el abismo clamo a ti Señor» nos prepara para el Evangelio en el que escucharemos sobre la muerte de un amigo de Jesús: Lázaro.

Miraremos cara a cara el difícil misterio de la muerte y reconoceremos que Dios es dueño de la vida y de la muerte y que el Hijo de Dios tiene poder para sacar del sepulcro a cada uno de nosotros, en este sentido espiritual.

***

Señor, desde lo más profundo de nuestro ser clamamos a Ti. Purifícanos. Danos nueva vida.

ORACIÓN UNIVERSAL


 

2 Peter 1:16. Eyewitnesses Of His Majesty


LECTURAS


En el Evangelio de este cuarto domingo de Cuaresma, Jesús toca e ilumina los ojos de un hombre. Se trata de un mendigo. Un ciego de nacimiento.

Ese mendigo nos representa a todos. Ese ciego es cada uno de nosotros.

***

Lávanos, Señor, de nuestras cegueras. De esa oscuridad que llevamos dentro. Para que podamos ver. Para podamos verte presente entre nosotros.


ORACIÓN UNIVERSAL


 


Communion-in-the-hand-C-1280x720.jpg


No acostumbro dejar de lado el Evangelio a la hora de la homilía, pero este domingo lo voy a hacer porque creo que las circunstancias lo ameritan y porque quiero hablarles sobre la Comunión en la mano porque en diferentes diócesis —incluida la nuestra— los obispos han instruido a los fieles a comulgar con la mano durante este tiempo en que buscan como controlar esta epidemia del coronavirus.

Continuar leyendo…


LECTURAS


MONICIÓN INCIAL

En el Evangelio de hoy Cristo le promete a la Samaritana darle agua viva o —más precisamente— que en ella brotará un manantial que da vida eterna. La Santa Misa es este manantial de agua viva.

Este manantial brota para los que se abren a Cristo y viven de su amor.

Al inicio de esta Celebración —en un momento de silencio— pidámosle al Señor, que nos purifique de todo aquello que no está purificado con el agua viva, con el agua viva de su amor.


ORACIÓN UNIVERSAL