Archivos para 7 de Octubre Memoria de Nuestra Señora del Rosario

templo


Versión imprimible


MONICION INICIAL

Celebramos hoy la memoria litúrgica de Nuestra Señora del Rosario, en la que veneramos a María  como aquella que con su ejemplo e intercesión acompaña nuestro camino —al igual que hizo con su Hijo Jesucristo— en los momentos de gozo, de luz y de dolor hacia la gloria del cielo.

***

La Virgen María es el camino seguro para encontrar a Cristo. Y Ella, hoy, en su día, nos invita a acrecentar nuestra fe en el Señor.

Es ella quien nos acerca a su Mesa, para que compartamos el Pan de la Palabra y el Pan de la Eucaristía.

Agradeciendo e implorando la protección de la Virgen del Rosario, con la alegría de hijos, dispongámonos a honrar a nuestra celestial Madre y Patrona.


ORACIÓN UNIVERSAL

Unidos a María, presentémosle al Padre nuestras plegarias.

A cada petición diremos:  ¡Escúchanos, Padre!

1. Por los pastores de la Santa Iglesia. Para que defiendan la justicia y practiquen la misericordia. OREMOS

2. Por el progreso espiritual y material de todos los pueblos. Para que a nadie le falte lo necesario para vivir dignamente. OREMOS

3. Por las familias que sufren divisiones y rupturas. Para que abran sus puertas a la gracia y experimenten la alegría del perdón. OREMOS

4. Por quienes dedican tiempo y esfuerzo al servicio de nuestra Comunidad Parroquial. Para que el Señor sea su fuerza en los momentos de cansancio. OREMOS

5. Por quienes de distintas maneras contribuyen y colaboran en la organización de los festejos anuales en honor de Nuestra Señora del Rosario. Para que experimenten siempre su protección maternal. OREMOS

6. Por nuestros difuntos. Para que el Señor les conceda el descanso eterno. OREMOS

7. Por nosotros y por nuestra Comunidad. Para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS

Dios, Padre Nuestro, que nos has dado en María un modelo de fidelidad al Evangelio y una luz de esperanza en el camino hacia Ti, escucha nuestras plegarias y derrama tu amor sobre el mundo entero. Por Jesucristo Nuestro Señor.