Archivos para domingo 23 ciclo B

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

En el Evangelio de hoy escucharemos la pregunta de Jesús: «Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?».[1]

Y la respuesta de Pedro: «Tú eres el Mesías». El Ungido. Esperado —consciente o inconscientemente— por cada hombre.

Porque en Él está la verdad del hombre. El sentido de su vida.

Porque en Él está —plenamente presente— el amor de Dios.

***

La pregunta es si estoy preparado para el encuentro. Con Aquel que es «mi» Mesías. «Mi» Salvación. «Mi» Verdad.


[1] Pregunta abierta: se entona hacia abajo.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy en el Evangelio escucharemos que Jesús sana a un sordomudo que no podía oír. Que no podía hablar.

Entremos —cada uno— en nuestra alma.

¿Cuánta de esa sordera espiritual hay en mí: la que me impide escuchar la palabra más importante que hoy he de escuchar?[1]

***

Abre, Señor, nuestros oídos. Para que escuchemos tu palabra. Purifícanos.   


[1] Pregunta abierta: se entona hacia abajo.


Continuar leyendo…

three_wise_monkeys_by_mhbilder-d5ish4p

Versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Liturgia de hoy nos invita a tomar conciencia de nuestra sordera y de nuestra mudez.

Hay realidades que no percibimos.

Personas a las que no nos abrimos.

Grupos con los que no nos comunicamos.

***

Jesús quiere abrir nuestros corazones.

Para que recibamos Su presencia.

Para que recibamos Su Palabra.

Para que seamos de veras abiertos y solidarios.

***

Dejémonos tocar por Él.

Que Él abra en nosotros todo lo que está cerrado, oscuro, viciado.

Que Él nos abra a su luz.

ORACIÓN UNIVERSAL

Al Señor que siempre es fiel a su palabra y hace justicia al oprimido, presentémosle nuestras plegarias:

A cada petición diremos: ¡Sana nuestra sordera, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique de sus faltas y debilidades. OREMOS

2. Por lo que gobiernan las naciones. Para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos. Para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes. Para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren. Para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes. Para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS

Escucha, Padre, nuestras oraciones y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy el Señor quiere quitar lo sordomudo a nuestros corazones.

Hoy el Señor quiere curarnos de la sordera que nos impide oír la voz de Dios y la voz de nuestros hermanos.

Hoy el Señor quiere curarnos de la mudez que nos impide comunicarnos entre nosotros y alabar a Dios.

Por eso hoy el Señor dirá a cada uno de nosotros: «¡Effetá!», es decir: «¡Ábrete!».

Dejemos que su Voz rompa nuestras múltiples cerrazones y que su Palabra forme en nosotros un corazón capaz de dar y de recibir amor.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Cura nuestra sordera, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que tenga oídos abiertos a la voz de Cristo y se purifique de sus faltas y debilidades.  OREMOS

2. Por los que gobiernan las naciones. Para que den prioridad al clamor de los más necesitados. OREMOS

3. Por los esposos. Para que sepan escucharse mutuamente. OREMOS

4. Por los jóvenes. Para aprendan a escuchar la voz de Dios que los llama a una vida feliz y generosa. OREMOS

5. Por los enfermos y por todos los que sufren. Para que encuentren quien los escuche y consuele. OREMOS

6. Por nosotros y por nuestros hermanos ausentes. Para que sepamos comunicarnos unos con otros de manera positiva y respetuosa. OREMOS