Archivos para domingo 26 ciclo B

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Pedimos que el Señor nos purifique. Que nos fortalezca. Necesitamos este fortalecimiento. Para cada día. Para cada decisión. Y también para esta hora bendita en la que nos abrimos a la Palabra y a la Presencia en el Sacramento del Altar de Cristo.

***

Purifícanos, Señor. Fortalécenos.


Continuar leyendo…

Pope Francis hugs Rabbi Skorka and Abboud, during his visit to the Western Wall in Jerusalem's Old City

Versión imprimible


MONICIÓN DE ENTRADA

La Eucaristía en el Día del Señor es un momento cuando sentimos muy cerca lo que Dios desea hacer con nosotros.

***

Pero la tentación que podemos tener -los que nos reunimos alrededor del altar- es no querer ver ni reconocer el bien que hacen quienes «no son de los nuestros» o no piensan como nosotros.

Por eso hoy, la Palabra de Dios nos da una lección importante:

El Espíritu del Señor lo abarca todo y sopla donde quiere.

***

Dispongámonos con el mejor ánimo a recibir esta enseñanza de Jesús.

Y que su Palabra y ejemplo nos abran los ojos.

Para que miremos con gratitud el bien que nos rodea.

Venga de quien venga.


ORACIÓN UNIVERSAL

Invoquemos ahora a Dios nuestro Padre, suplicándole por las necesidades de toda la humanidad, rogándole que, por su bondad, se acuerde de nosotros con misericordia.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1. Por nuestra Madre la Iglesia. Para que nos enseñe a mirar con simpatía a quienes hacen el bien y construyen la paz, aunque no sean de los nuestros. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes y legisladores. Para que protejan los derechos de los más débiles y desprotegidos. OREMOS

3. Por quienes entre nosotros sufren discriminación por cualquier causa. Para que Dios se muestre con ellos como verdadero Padre. OREMOS

4. Por nosotros. Para que nos abramos al encuentro personal y al diálogo con todos, también con quienes piensan distinto de nosotros. OREMOS

Escucha, Padre, estas peticiones de tus hijos e hijas y derrama sobre nuestro mundo la abundancia de tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.


Descargar una versión imprimible

MONICIÓN DE ENTRADA

La Eucaristía dominical es un momento en el que sentimos muy cerca lo que Dios desea hacer con nosotros.

Pero la tentación que podemos tener –los que nos reunimos alrededor del altar– es no ver el bien que hacen los que no piensan como nosotros. O los que no vienen a celebrar la Eucaristía con nosotros.

Por eso hoy, el Señor Jesús –que mira el corazón y no las apariencias– nos recordará que su Espíritu lo abarca todo y sopla donde quiere.

Dispongámonos -con el mejor ánimo- a recibir esta enseñanza.

Y que la Celebración de los Sagrados Misterios de nuestra Fe abra nuestros ojos para mirar y admirar todo el bien que nos rodea.

Venga de donde venga.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre! 

1. Por nuestra Madre la Iglesia: para que nos enseñe a mirar con buenos ojos a quienes hacen el bien y construyen la paz, aunque no sean de los nuestros. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes y legisladores: para que busquen el bien común y defiendan los derechos de los más débiles. OREMOS

3. Por quienes entre nosotros sufren discriminación por cualquier causa: para que el Espíritu de Dios los acompañe y sea su fortaleza en los momentos de prueba. OREMOS

4. Por nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que nuestra fe en Jesucristo y nuestro amor a la Santísima Virgen María nos hagan amables y compasivos con todos. OREMOS