Archivos para Domingo 3º T.O. ciclo B

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Venimos a Aquel que nos espera. Y para cada uno de nosotros tiene un regalo. Una palabra. Una luz. Una sonrisa.

Estemos abiertos a esto.

Y la condición de esto es la purificación de nuestros corazones.

Para que haya en nosotros espacio. Para su luz. Y para su palabra.

***

Perdónanos, Señor, todo lo que en nosotros hay de oscuro.

Purifícanos con tu luz.     


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

Esta monición es de carácter meditativo, no informativo. Tómalo en cuenta, por favor. 


Continuar leyendo…

bonitoleon

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

El Señor está con nosotros: el compasivo y misericordioso.

El paciente y lleno de amor viene para anunciar el Reino.

***

Este es el inicio de la predicación de Jesús:

El Reino.

Que es su presencia, su reinado.

El programa para nuestra vida.

***

Y nosotros venimos aquí para llenarnos de fortaleza.

Para alimentarnos de su Palabra y de su Pan, que es su Cuerpo.

***

No tengamos miedo de dejar las redes que nos enredan.

Confiemos en el Señor que nos ama:

así como somos.

Pero no nos va a dejar así.

ORACIÓN UNIVERSAL

Animados por el mismo Espíritu de Jesús, presentémosle a Dios, nuestro Padre, las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Descúbrenos, Señor, tus caminos!

1. Por la Santa Iglesia Católica. Para que humilde y sencilla, sea un hogar abierto para todos los cristianos. OREMOS 

2. Por los jefes de los estados. Para que Dios dirija su voluntad en el servicio de la justicia, de la libertad y de la paz. OREMOS

3. Por quienes viven en los márgenes de la sociedad. Para que trabajemos por eliminar las barreras que nos separan. OREMOS.

4. Por nuestros difuntos. Para que Dios los admita en su Reino de la luz y de la paz. OREMOS.

5. Por cada uno de nosotros. Para que nunca dudemos de la misericordia de Dios. OREMOS

Oh Dios, cuyo poder es infinito, acoge nuestras súplicas y protege con auxilio celestial a los que confían en tu misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor.