Archivos para Misa dominical

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hay momentos en la vida cuando el cansancio, las preocupaciones o los problemas nos superan. Sentimos ganas —como Elías en la Primera lectura de hoy— de dormirnos y no despertar. Queremos «tirar la toalla». Pero es precisamente ahí donde nos sacude y nos agarra el Señor.

***

Atráenos a ti, Señor.

Aliméntanos con tu palabra. Para que no andemos solos por los caminos de la vida.


Continuar leyendo…

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Confesamos que el Señor está con nosotros, aunque hoy es el día en que recordamos su partida.

O quizá no su partida sino su transición a una forma diferente de presencia. Quizá haya partido para estar más cerca de cada uno de nosotros.

Solemnidad de la Ascensión del Señor.

El anuncio de su eterna presencia en medio de nosotros.

***

Purifícanos, Señor, de todo lo que en nosotros hay de malo y confuso. Para que seamos un testimonio vivo del poder de tu Evangelio.

Continuar leyendo…

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible 


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy es el tercer Domingo de Pascua. Y de nuevo viene a nosotros el Señor. Para asegurarnos que su Resurrección es el cumplimiento de las promesas divinas y no el fruto de la imaginación humana, de los temores humanos. Él venció a la muerte y sigue permaneciendo en medio de nosotros. Como lo hizo en otro tiempo con los discípulos de Emaús, Él nos invita ahora a su doble mesa de la Palabra y de la Eucaristía.

A Él nos abrimos ahora para pedirle que purifique nuestros corazones.

De todo aquello que en nosotros hay de sucio, malo, mediocre.

Para que esta celebración nos llene de auténtica alegría y nos devuelva la esperanza.

Continuar leyendo…


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

El tiempo de Cuaresma nos invita a fijar nuestra mirada en el Señor.

A escucharlo.

A estar abiertos a su presencia.

Es el tiempo sagrado en el que con Él nos encontramos.

Debo preguntarme si estoy dispuesto.

Si hay —en mí— lugar. Para recibirlo.

***

Purifica, Señor —limpia— mi interior.

Ilumina mi conciencia.

Devuelve la esperanza.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

[Los tres asteriscos (***) indican una pausa especial: hay que hacerla.]


Continuar leyendo…

copia-di-nativita-arcabas


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL

Hoy celebramos la Epifanía del Señor, es decir, su Manifestación a los Magos de Oriente. Ellos representan a aquellas naciones que esperaban al Salvador, aunque no contaban con palabras y profecías acerca de su llegada. Pero el Señor les regaló una estrella que los condujo a Belén.

Epifanía.

Dios que se hace Luz.

Para iluminar los caminos de nuestra vida.

***

Señor, perdónanos nuestros pecados, la oscuridad que hay en nosotros, que a menudo no nos permite ver la estrella que conduce a Ti.


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

jesus-christ-the-king-mark-lawrence-2


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy viene a nosotros el Rey del Universo —nuestro Señor— Jesucristo. Viene como Pastor. Para velar por su rebaño. Y viene también como Aquel que juzga. Que juzga a los hombres.

Nuestra vida será evaluada. Nos espera un juicio. Pero será un juicio en el que simplemente nos confrontaremos con la verdad de nuestra vida.

Ahora estamos en camino. Ahora el Señor viene. Para visitarnos. Para fortalecernos. Para que perseveremos en el camino y lleguemos a la meta.

***

Purifícanos, Señor. Para que estemos preparados para Tu venida.    


Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Estamos hoy aquí como las jóvenes del Evangelio. Unas precavidas. Otras necias. Pero todas invitadas.

Porque ha de venir el Señor. Al banquete. Para hablar con nosotros. Para convivir. Para bailar.

El Señor viene.

Preguntémonos si estamos preparados.

Si nuestras lámparas tienen suficiente aceite.

Si estamos dispuestos a encender —para Él— esa lámpara que llevamos dentro: nuestro espíritu.

***

Señor, enciende la lámpara de nuestras conciencias, para que arrepentidos de lo que es malo e indigno ante Ti, nos hagas dignos de ser invitados a tu banquete.


Querido monitor/a: 

Busca en el texto los puntos (.).

Recuerda que los puntos se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

Tenlo presente a la hora de leer la monición.


  Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Venimos a la santa Misa para encontrarnos con Dios.

Para confrontarnos con lo que Él piensa de mí, de mi vida, de mi tarea, de mi vocación.

Para ver qué hay de falso en mi vida. Qué hay de luminoso. Qué me conduce a Dios.

Venimos con la esperanza de salir de aquí —aunque sea un poco— transformados, más transparentes ante nosotros, pero sobre todo ante Dios.

***

Señor, transfórmanos. Escruta nuestros corazones. Líbranos del peso que nos frena en el camino hacia Ti.


Querido monitor/a: 

1. Busca en el texto los puntos (.).

2. Recuerda que los puntos se entonan hacia abajo. SIEMPRE.

3. Tenlo presente a la hora de leer la monición.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

Hoy el Evangelio nos recordará la ley del amor.

Preguntado por un fariseo  — Jesús dice cuál es ese mandamiento del amor a Dios y al hombre.

No estamos solos.

Desde el principio somos amados. Incluso antes de nuestro primer respiro. En este amor estamos sumergidos.

Eso nos dice Jesucristo acerca de la vida.

Ante Él nos presentamos.

Ante Él rendimos cuentas de nuestra vida.

Y pedimos que nos purifique.

Para que con amor respondamos a su amor.

También en esta Misa.


 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA

El Señor reina. Es nuestro Rey. Y nos invita al banquete de su amor. Somos llamados a estar cerca de Él. Porque somos Su familia. Para que quite de nuestros ojos el velo. Y veamos Su presencia en nosotros.

***

¿Estoy listo para el banquete?

¿Cómo está vestido mi corazón y mi conciencia?


Por favor, considere esto y aplíquelo a la hora de leer la Monición y la Oración Universal (es muy importante):

 Querido monitor/a: Los puntos (.) se entonan hacia abajo. SIEMPRE.


Continuar leyendo…