Archivos para Moniciones ciclo A

Arcabas_101_2


MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy la Fiesta de la Familia de Jesús, María y José. Que es también la fiesta de todas las familias. De las familias logradas, maravillosas. Y también de las familias difíciles que necesitan apoyo.

Una luz nos ofrecerá el Evangelio. Una palabra inquietante. Que hay que recibir en el corazón. Para encontrar a Aquel que hemos perdido. Para que Él crezca en nosotros. Para que también nosotros crezcamos en sabiduría y en gracia. Y alcancemos la estatura de Cristo.

***

Perdónanos, Señor, todos nuestros pecados. Especialmente aquellos con los que herimos a nuestros seres queridos y dañamos a los que amamos. Concédenos la gracia para cambiar.


 

zakladka


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

El Señor está con nosotros, y sin embargo seguimos aguardando su venida.

Ya está presente, pero esperamos a que se renueve el misterio de Su presencia.

En esta Santa Misa. En nuestras familias. En nuestros corazones. En nuestra Iglesia.

***

Pidámosle que venga.

Que nos encuentre.

Que me encuentre.

Que te encuentre.


Querido monitor/a: Los puntos (.) representan el semáforo rojo y se entonan hacia abajo ↘.   Aprovecha para tomar aire en esos semáforos.


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 2)

La liturgia de este tercer domingo de Adviento nos llama a estar alegres porque el Señor ya viene y la Navidad ya está próxima.

Es posible que nosotros tengamos motivos personales para estar abatidos o tristes y que  el ambiente colorido de calles y tiendas nos agobie.

Precisamente por eso debemos saber que el Señor viene a fortalecer a los cansados y a anunciar la Buena Nueva a los pobres.

Dejémonos iluminar por la luz del mensaje profético de este día.

Participemos en esta Santa Misa con gozo que sólo Dios puede darnos.

Y busquemos la conversión de nuestras vidas. Para que la llegada del Señor nos colme de alegría perfecta.


ORACIÓN UNIVERSAL

Oremos, hermanos, a Jesús, luz y esperanza nuestra.

A cada petición diremos: ¡Danos tu alegría, Señor!

1. Por el Papa, los obispos y los sacerdotes. Para que muestren al mundo la alegría del Evangelio. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que el Señor dirija sus pensamientos y acciones hacia la justicia, la libertad y el bien de todos, especialmente de los más débiles. OREMOS

3. Por los agentes de pastoral de nuestra Comunidad. Para que irradien la alegría de sentirse hijos de Dios. OREMOS

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias. Para que estén siempre alegres y constantes en oración. OREMOS

5. Por los que se hunden en la tristeza. Para que la alegría de los creyentes les comunique esperanza. OREMOS

6. Por los enfermos. Para que los ángeles del Señor les lleven consuelo. OREMOS

7. Por nosotros. Para que llevemos la alegría de la Navidad a quienes más la necesiten. OREMOS

Ven, Señor, Tú que traes la paz y la alegría al mundo. Ven a salvarnos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


 

Arcabas_101_2


Versión imprimible


 Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Celebramos hoy la Fiesta de la Familia de Jesús, María y José.

Que es también la fiesta de todas las familias.

De las familias logradas, maravillosas.

Y también de las familias difíciles que necesitan apoyo.

***

***

Una luz nos ofrecerá el Evangelio.

Una palabra inquietante.

Que hay que recibir en el corazón.

Para encontrar a Aquel que hemos perdido.

Para que Él crezca en nosotros.

Para que también nosotros crezcamos en sabiduría y en gracia.

Y alcancemos la estatura de Cristo.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Celebramos hoy la fiesta de la Sagrada Familia: el misterio del hogar de Jesucristo en la tierra: modelo y luz para todas las familias.

Es un día propicio para dar gracias a Dios por cada una de nuestras familias. Pero también es un día importante para seguir descubriendo lo que el Señor espera de nuestra Comunidad Parroquial, que también es una familia que busca conocer la voluntad de Dios y quiere guiarse por el Espíritu de Cristo.

Que las celebraciones anuales del Misterio del Dios-con-nosotros nos hagan recuperar fuerzas: para seguir los caminos del amor, la fidelidad y el perdón.


ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle nuestras súplicas al Señor que quiso ser también hijo de una familia humana.

A cada petición diremos: ¡Renueva nuestras familias, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nuestra Madre y Maestra. Para que cuide de nosotros y nos enseñe el camino que lleva a la felicidad verdadera. OREMOS

2. Por los jefes de las naciones. Para que comprendan el valor de la vida humana y rechacen lo que la destruye. OREMOS

3. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias. Para que vivan los valores de perdón, hospitalidad, diálogo y servicio. OREMOS

4. Por las familias desunidas. Para que encuentren el camino de sanación y reconciliación. OREMOS

5. Por los enfermos y ancianos. Para que no les falte el amor de la familia ni los cuidados necesarios. OREMOS

6. Por todos los padres y madres. Para que con su testimonio ayuden a los hijos a descubrir la vocación a la que Dios los llama. OREMOS

7. Por nuestros familiares difuntos. Para que Dios los asocie a la familia de los redimidos. OREMOS

Escucha nuestras súplicas, Señor y haz que crezcamos en sabiduría y en gracia ante Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


7e67095b5dd87da0b3bd04e3193ec7image

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy –como cada Domingo– Jesús nos ha convocado a celebrar juntos la Eucaristía. Y nosotros –respondiendo a su invitación– hemos venido al Templo: cada uno con nuestra vida, con nuestras alegrías y dolores y con nuestras ganas de oír una palabra que sea alimento espiritual y luz en nuestro caminar diario…

Dispongámonos a vivir con intensidad y alegría este Encuentro con el Señor.

Él ha salvado nuestra vida de la mano de los malvados.

Cual guerrero poderoso está a nuestro lado y nos protege.

Nos escucha, porque es bueno y fiel en el socorro.

Porque es clemente, nos otorga el don que supera con mucho nuestros delitos.

Su gracia nos hace dignos de entrar en su presencia.

ORACIÓN UNIVERSAL

Elevemos nuestra plegaria al Señor, para que venga pronto en nuestra ayuda y nos escuche, conforme a su clemencia.

A cada petición diremos: ¡Señor, ten piedad!

1. Para que el Señor se acuerde del Santo Padre, el Papa Francisco, de nuestro obispo Alfonso, de los presbíteros y diáconos, y de todos los que en el mundo aman a Jesucristo. OREMOS

2. Para que el Señor se acuerde de los responsables de las naciones, los asista en su misión y dé fortaleza a quienes trabajan por la paz y el bien común. OREMOS

3. Para que el Señor se acuerde de los ancianos, de los enfermos y de los que sufren, de los necesitados que esperan su ayuda y de los que son perseguidos por su nombre. OREMOS.

4. Para que el Señor en su infinita misericordia se acuerde de todos nosotros, nos conceda un tiempo favorable y nos permita experimentar su amor y su fidelidad. OREMOS

Dios fiel en el socorro, que jamás desoyes al pobre ni olvidas al que se encuentra encadenado, escucha nuestras plegarias y en tu ternura vuelve a nosotros tus ojos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

Hoy es la Epifanía del Señor.

Hoy Cristo se manifiesta como Luz y Salvador de todos los pueblos.

Al igual que los Magos de Oriente, también nosotros queremos venir a adorar al Niño recién nacido y a ofrecerle nuestra vida como ofrenda de amor.

¡Dejémonos conducir por la estrella luminosa de la fe y reconozcamos en Cristo la única Luz que puede guiar nuestros pasos!

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Señor, danos tu Luz!  

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que ilumine a los hombres de toda la tierra con la luz que resplandece en el rostro de Cristo. OREMOS

2. Por nuestra patria: para que la luz de Cristo llegue hoy a cada hogar. OREMOS

3. Por las familias que viven en la oscuridad: para que la Luz del Nacimiento de Cristo las ilumine y transforme. OREMOS

4. Por los que sufren sin esperanza: para que brille sobre ellos esa estrella que conduce a la salvación. OREMOS

5. Por nosotros y por nuestra Comunidad: para que -guiados por la estrella de la fe- sepamos recono­cer el rostro de Dios en los más pequeños y necesitados. OREMOS

Versión imprimible

MONICIÓN INICIAL

En este primer día del año la Iglesia fija su mirada en la celestial Madre de Dios que estrecha entre sus brazos al Niño Jesús: FUENTE DE TODA BENDICIÓN.

También nos unimos hoy en oración por la Jornada Mundial de la Paz e invocamos la poderosa intercesión de María -Madre del Príncipe de la Paz- para que la familia humana -abriéndose al mensaje del Evangelio- viva en la fraternidad y en la paz el año que hoy comienza.

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diéremos: ¡Señor, bendícenos con tu paz!

1. Por la Santa Iglesia de Dios: para que el papa, los obispos, los sacerdotes y todos los fieles sean en el mundo instrumentos de la paz que viene desde lo Alto. Oremos

2. Por los gobernantes de todas las naciones de la tierra: para que busquen la paz y el bienestar de sus pueblos. Oremos

3. Por los enfermos y los que viven preocupados: para que poniendo sus inquietudes en manos de María encuentren el consuelo y la ayuda necesaria. Oremos

4. Por quienes en otros años celebraban con nosotros estas Santas Fiestas y han partido de este mundo: para que en el Reino Eterno contemplen el rostro de Cristo. Oremos

5. Por nosotros aquí reunidos: para que en el año que hoy comienza nos dejemos transformar por el Señor y seamos constructores de la paz en nuestras familias. Oremos