Archivos para Moniciones Misa

he-is-risen-matthew-28-6-mark-lawrence


Versión imprimible


Lecturas


MONICIÓN DE ENTRADA (opción 1)

Estamos en el sexto domingo de Pascua. Seguimos celebrando el misterio de la Resurrección.

Pero Cristo ya anuncia a los discípulos su pronta partida.

A la vez nos promete la llegada del Paráclito — Aquel que estará cerca. No sólo con nosotros, sino en nosotros. Él será nuestros oídos y nuestros ojos para que podamos oír y ver la presencia de Cristo. Hasta el fin de nuestra vida. Hasta el fin del mundo.

***

Creemos, Señor, que estás entre nosotros.

Purifícanos de nuestros pecados y debilidades.

Disipa toda oscuridad en nuestros corazones.

Para que no nos alejemos de Ti.    


Continuar leyendo…

arcabas-assomption.jpg


MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy el misterio de la Asunción de María en cuerpo y alma al cielo: una señal de las maravillas que Dios ha de obrar en aquellos que creen y confían en Él.

Una señal que nos llama a la esperanza, aún en medio de las dificultades de este mundo, porque los cielos nuevos y la tierra nueva son posibles para todos.

Una señal que nos llama también al compromiso. A poner manos a la obra en el servicio a tantos hermanos que necesitan de nuestra presencia y de nuestra ayuda.

Continuar leyendo…

john_21_17_sm_2048x2x1.jpg


MONICIÓN INCIAL (1)

Celebramos hoy la vigilia de la Solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo:

– el pescador de Galilea, que fue el primero en confesar la fe en Cristo;

–  y el maestro y doctor, que anunció la salvación a los gentiles.

Por voluntad de la divina Providencia, ambos llegaron a Roma, donde sufrieron el martirio en el lapso de pocos años.

Desde entonces la ciudad de Roma, que era la capital de un gran imperio, fue llamada a otra gloria: albergar la Sede Apostólica, que preside la misión universal de la Iglesia de difundir por el mundo el Evangelio de Cristo, Redentor del hombre y de la historia.

Pidamos en este día por nuestro Santo Padre, el papa Francisco, para que el Señor proteja e ilumine en su tarea de guiar a la Iglesia, como sucesor de Pedro


Continuar leyendo…

4a679abd184848f275a5de0360092609


Versión imprimible


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

El Señor está con nosotros en su Palabra, en cada ser humano, en todo lo que nos pasa.

Pero de manera singular está con nosotros en el Santísimo Sacramento de su Cuerpo y de su Sangre.

Hoy nos trasladamos espiritualmente a la Liturgia del Jueves Santo. A este momento cuando el Señor celebra con sus discípulos la Última Cena. Entonces instituye el Sacramento de la Eucaristía y dice: «hagan esto en memoria mía».

Por eso —en memoria suya— hoy nos reunimos para que nos alimente. Para que nos alimente con el hambre y con su misma vida.

***

Señor, purifícanos, para que seamos dignos del don que nos entregarás en el Santo Sacrificio.

Purifícanos para que seamos dignos de Ti.


Continuar leyendo…

to-banner1


Versión imprimible


Lecturas


MONICION DE ENTRADA

No estamos solos. Estamos ante Dios.

No estamos solos. Porque junto a nosotros están los que el Señor llamó nuestros prójimos.

No estamos solos, aunque cada uno lleva en su interior el misterio de su vida. Y sin embargo estamos juntos.

Pidámosle perdón a Dios y perdonémonos unos a otros todo aquello en lo que no estamos a la altura de Él y del prójimo.

ORACION UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Manifiéstanos tu Amor, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios. Para que el Espíritu del Señor la purifique, la convierta a la potencia de Cristo y la transforme en Luz que alumbra las tinieblas del mundo. OREMOS.

2. Por los gobernantes de las naciones. Para que asistidos por la Sabiduría Divina promuevan leyes que procuren el bien común y el entendimiento fraternal entre los pueblos. OREMOS.

3. Por los que se sienten solos, incomprendidos, tristes o amargados. Para que pronto reciban la buena noticia del Amor inconmensurable con el que los ama su Padre celestial. OREMOS.

4. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias. Para que se dejen inundar por el Amor de Cristo y sean hogares dichosos. OREMOS.

5. Por los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Eucaristía. Para que –llenos de amor al Cuerpo de Cristo– lo reconozcan y lo sirvan con amor en el Cuerpo sufriente de los enfermos y sus familias. OREMOS.

6. Por nuestros difuntos. Para que gocen de la plenitud del Amor junto a Dios nuestro Padre. OREMOS.

7. Por nosotros mismos y por nuestra Comunidad. Para que la revelación del Amor de Dios nos ponga en camino de conversión y de servicio a los demás. OREMOS.