Archivos para Navidad 2015 moniciones

Arcabas_101_2


MONICIÓN INICIAL

Celebramos hoy la Fiesta de la Familia de Jesús, María y José. Que es también la fiesta de todas las familias. De las familias logradas, maravillosas. Y también de las familias difíciles que necesitan apoyo.

Una luz nos ofrecerá el Evangelio. Una palabra inquietante. Que hay que recibir en el corazón. Para encontrar a Aquel que hemos perdido. Para que Él crezca en nosotros. Para que también nosotros crezcamos en sabiduría y en gracia. Y alcancemos la estatura de Cristo.

***

Perdónanos, Señor, todos nuestros pecados. Especialmente aquellos con los que herimos a nuestros seres queridos y dañamos a los que amamos. Concédenos la gracia para cambiar.


 

Arcabas_101_2


Versión imprimible


 Lecturas


MONICIÓN INICIAL (opción 1)

Celebramos hoy la Fiesta de la Familia de Jesús, María y José.

Que es también la fiesta de todas las familias.

De las familias logradas, maravillosas.

Y también de las familias difíciles que necesitan apoyo.

***

***

Una luz nos ofrecerá el Evangelio.

Una palabra inquietante.

Que hay que recibir en el corazón.

Para encontrar a Aquel que hemos perdido.

Para que Él crezca en nosotros.

Para que también nosotros crezcamos en sabiduría y en gracia.

Y alcancemos la estatura de Cristo.


MONICIÓN INICIAL (opción 2)

Celebramos hoy la fiesta de la Sagrada Familia: el misterio del hogar de Jesucristo en la tierra: modelo y luz para todas las familias.

Es un día propicio para dar gracias a Dios por cada una de nuestras familias. Pero también es un día importante para seguir descubriendo lo que el Señor espera de nuestra Comunidad Parroquial, que también es una familia que busca conocer la voluntad de Dios y quiere guiarse por el Espíritu de Cristo.

Que las celebraciones anuales del Misterio del Dios-con-nosotros nos hagan recuperar fuerzas: para seguir los caminos del amor, la fidelidad y el perdón.


ORACIÓN UNIVERSAL

Presentémosle nuestras súplicas al Señor que quiso ser también hijo de una familia humana.

A cada petición diremos: ¡Renueva nuestras familias, Señor!

1. Por la Santa Iglesia de Dios, nuestra Madre y Maestra. Para que cuide de nosotros y nos enseñe el camino que lleva a la felicidad verdadera. OREMOS

2. Por los jefes de las naciones. Para que comprendan el valor de la vida humana y rechacen lo que la destruye. OREMOS

3. Por los matrimonios cristianos y por todas las familias. Para que vivan los valores de perdón, hospitalidad, diálogo y servicio. OREMOS

4. Por las familias desunidas. Para que encuentren el camino de sanación y reconciliación. OREMOS

5. Por los enfermos y ancianos. Para que no les falte el amor de la familia ni los cuidados necesarios. OREMOS

6. Por todos los padres y madres. Para que con su testimonio ayuden a los hijos a descubrir la vocación a la que Dios los llama. OREMOS

7. Por nuestros familiares difuntos. Para que Dios los asocie a la familia de los redimidos. OREMOS

Escucha nuestras súplicas, Señor y haz que crezcamos en sabiduría y en gracia ante Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


Arcabas_092_2


Versión imprimible


Lecturas – Misa de medianoche


KALENDA DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR

Les anunciamos, hermanos, una Buena Noticia,

una gran alegría para todo el pueblo:

¡escúchenla con corazón gozoso!

Habían pasado miles y miles de años

desde que, al principio, Dios creó el cielo y la tierra

e hizo al hombre a su imagen y semejanza;

y miles y miles de años desde que cesó el diluvio

y el Altísimo hizo resplandecer el arco iris: signo de alianza y de paz;

y dieciocho siglos desde la migración de Abraham,

nuestro padre en la fe, desde Ur de los caldeos;

y trece siglos desde la Salida del pueblo de Israel de Egipto

bajo la guía de Moisés;

y mil años desde la unción de David como rey,

y en la semana sexagésima quinta, según la profecía de Daniel,

en la época de la centésima nonagésima cuarta Olimpíada,

en el año 752 de la fundación de Roma,

en el año cuadragésimo segundo del imperio de Octavio Augusto,

mientras sobre toda la tierra reinaba la paz,

en Belén de Judá, pequeña aldea de Israel,

ocupada entonces por los romanos,

en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada,

de María Virgen, Esposa de José,

de la casa y familia de David,

nació Jesús,

Dios eterno,

Hijo del Eterno Padre y hombre verdadero,

llamado Mesías, es decir, Cristo,

el Salvador que los hombres esperaban!

¡Alégrense, hermanos!

Esta es la buena noticia del ángel:

«Les ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor».