Archivos para Solemnidad de Pentecostés

oiiioi


Versión imprimible


Lecturas Misa de la Vigilia


Lecturas Misa del Día


MONICIÓN INCIAL

El color rojo en la liturgia de hoy simboliza el fuego y el viento: signos de los dones que el Espíritu Santo derramó sobre la Iglesia, es decir: también sobre nosotros. Dones de arriba —no producidos por los hombres— pero capaces de transformarnos.

***

Señor, derrama en nosotros tu fuego.

Tu amor.

Tu viento.

Fortalece nuestros deseos del bien.

Purifícanos de lo que hay de mezquino en nosotros.

De perezoso.

De necio.


Querido monitor/a: no cabe la menor duda de que serías capaz de leer esta Monición corriendo y con una sola respiración. Pero no se trata de eso.


Continuar leyendo…

oiiioi


Versión imprimible


Lecturas Misa Vespertina de la Vigilia


Lecturas Misa del Día


MONICIÓN INCIAL (opción 1)

El color rojo —en la tradición cristiana— significa  la sangre de los mártires.

Pero en la liturgia de hoy el rojo adquiere un significado muy diferente: es el símbolo del fuego. El fuego del Espíritu Santo que baja para llenar la faz de la tierra y los corazones de quienes lo reciben.

Así culmina el Tiempo Pascual en el cual contemplamos el misterio de nuestra salvación. Este misterio debe bajar a nuestros corazones y a nuestras mentes para transformarlos.

Ahora viene el tiempo del Espíritu Santo y de su trabajo interior en nosotros.

***

Señor, purifícanos con el fuego de tu Espíritu.

Purifica nuestros corazones.

Para que estemos abiertos al misterio de Tu presencia.


Continuar leyendo…

Zesłanie-Ducha

Versión imprimible


Lecturas – Misa Vespertina de la Vigilia


Lecturas – Misa del Día


MONICIÓN INCIAL (opción 1)

Hoy es el día de Pentecostés.

Hoy es la Fiesta del Espíritu.

Es la Fiesta del aire de Dios que nos permite vivir, respirar y ser.

Es la Fiesta del perdón.

Para todos.

***

En este día Dios derrama su amor sobre la Iglesia.

***

¡Que venga el Espíritu Paráclito!

¡Que llene nuestros corazones!

¡Que encienda en ellos el fuego de su amor!

¡Y renueve la faz de la tierra!


MONICIÓN INCIAL  (opción 2)

Nos hemos reunido a celebrar la Eucaristía en la Solemnidad de Pentecostés con la que culmina el alegre y luminoso tiempo de la santa Pascua.

En este día Dios derrama su amor sobre la Iglesia: nos da su Espíritu y con Él la vida nueva de Jesucristo es también vida para nosotros.

****

En la Iglesia siempre es Pentecostés porque el Espíritu de Dios siempre trabaja, siempre nos anima y nos despierta a lo nuevo y al servicio.

Como Comunidad Parroquial queremos sumarnos a este eterno Pentecostés y abrir nuestras puertas a los muchos dones del Espíritu.

Que venga el Espíritu Paráclito. Que llene nuestros corazones. Que encienda en ellos el fuego de su amor y renueve la faz la tierra.


ORACIÓN UNIVERSAL

En esta Fiesta de Pentecostés oremos a Dios Padre para que envíe su Espíritu, renueve su Iglesia y transforme al mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ven Espíritu Santo!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que -vivificada y rejuvenecida por el Espíritu que procede del Padre y del Hijo– comunique a todo el mundo la vida nueva que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que el Espíritu Santo –luz que penetra en las almas– los asista con su sabiduría. OREMOS

3. Por los pobres, los enfermos y todos los que se sienten sin ánimo ante la vida. Para que el Espíritu Santo –fuente de todo consuelo– cure sus heridas y los colme de esperanza y de fortaleza. OREMOS

4. Por quienes van a participar en el próximo Curso Nueva Vida. Para que el Espíritu Santo –dador de todos los dones– renueve sus vidas y los llene de alegría y de paz. OREMOS

5. Por nuestros difuntos. Para que el Espíritu Santo –Señor y dador de vida– los lleve al gozo de la vida eterna. OREMOS

6. Po nosotros y por nuestra Comunidad. Para que el Espíritu Santo –luz santificadora– nos ilumine y nos guíe por el camino de la vida abundante. OREMOS

Danos, Padre, tu Espíritu, para que nos construya como Comunidad fraterna, en la que Jesucristo sea anunciado y reconocido como Salvador. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.


the_baptism_of_the_holy_spirit-769x1024

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Hoy es el día de Pentecostés.

Hoy es la Fiesta del Espíritu.

Es la Fiesta del aire de Dios que nos permite vivir, respirar y ser.

Es la Fiesta del perdón.

Para todos.

En este día Dios derrama su amor sobre la Iglesia.

***

¡Que venga el Espíritu Paráclito!

¡Que llene nuestros corazones!

¡Que encienda en ellos el fuego de su amor!

¡Y renueve la faz de la tierra!

ORACIÓN UNIVERSAL

En esta Fiesta de Pentecostés oremos a Dios Padre para que envíe su Espíritu, renueve su Iglesia y transforme al mundo entero.

A cada petición diremos: ¡Ven Espíritu Santo!

1. Por la santa Iglesia de Dios. Para que -vivificada y rejuvenecida por el Espíritu que procede del Padre y del Hijo– comunique a todo el mundo la vida nueva que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes. Para que el Espíritu Santo –luz que penetra en las almas– los asista con su sabiduría. OREMOS

3. Por los pobres, los enfermos y todos los que se sienten sin ánimo ante la vida. Para que el Espíritu Santo –fuente de todo consuelo– cure sus heridas y los colme de esperanza y de fortaleza. OREMOS

4. Por nuestros difuntos. Para que el Espíritu Santo –Señor y dador de vida– los lleve al gozo de la vida eterna. OREMOS

5. Po nosotros y por nuestra Comunidad. Para que el Espíritu Santo –luz santificadora– nos ilumine y nos guíe por el camino de la vida abundante. OREMOS

Danos, Padre, tu Espíritu, para que nos construya como Comunidad fraterna, en la que Jesucristo sea anunciado y reconocido como Salvador. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Versión imprimible

MONICIÓN INCIAL

Nos hemos reunido a celebrar la Eucaristía en la Solemnidad de Pentecostés con la que culmina el alegre y luminoso tiempo de la santa Pascua.

En este Día Dios derrama su amor sobre la Iglesia: nos da su Espíritu y con Él la vida nueva de Jesucristo es también vida para nosotros.

En la Iglesia siempre es Pentecostés porque el Espíritu de Dios siempre trabaja, siempre nos anima y nos despierta a lo nuevo y al servicio.

Como Comunidad Parroquial queremos sumarnos a este eterno Pentecostés y abrir nuestras puertas a los muchos dones del Espíritu.

Que venga el Espíritu Paráclito. Que llene nuestros corazones. Que encienda en ellos el fuego de su amor y renueve la faz la tierra. 

ORACIÓN UNIVERSAL

A cada petición diremos: ¡Ven Espíritu Santo!

1. Por la santa Iglesia de Dios: para que -vivificada y rejuvenecida por el Espíritu que procede del Padre y del Hijo– comunique a todo el mundo la vida nueva que Cristo viene a traernos. OREMOS

2. Por nuestros gobernantes: para que el Espíritu Santo –luz que penetra en las almas– los asista con su sabiduría. OREMOS

3. Por los pobres, los enfermos y todos los que se sienten sin ánimo ante la vida: para que el Espíritu Santo –fuente de todo consuelo– cure sus heridas y los colme de esperanza y de fortaleza. OREMOS

4. Por nuestros difuntos: para que el Espíritu Santo –Señor y dador de vida– los lleve al gozo de la vida eterna. OREMOS

5. Po nosotros y por nuestra Comunidad Parroquial: para que el Espíritu Santo –luz santificadora– nos ilumine y nos guíe por el camino de la vida abundante. OREMOS